Crimen de guerra

May 15, 2013

El miliciano sirio que extrae el corazón y el hígado a un soldado gubernamental ha sido identificado por el Observatorio de los Derechos Humanos. No tienen dudas porque una cicatriz bajo el ojo izquierdo lo confirma. Se trata del fundador de la milicia suní brigadas de Al Farouk. Y tampoco hay duda de que el video muestra todo un crimen de guerra. El rebelde que llama a masacrar a los alauíes y comerse sus corazones es la imagen más cruenta de la guerra en Siria. Desde Whasington, también el departamento de estado dice estar horrorizado. Incluso otros grupos opositores al régimen sirio se han desmarcado condenando la  brutalidad del miliciano.