Ariel Castro es el único acusado por el secuestro de tres jóvenes durante una década

Ariel Castro se enfrenta a la pena de muerte. No hay nada que nos haga creer que estuviesen involucrados, decía el jefe de policia sobre sus hermanos, o que tuvieran conociemiento de la situación. Una version compartida por una de las primas de esta familia de 20 hermanos repartidos entre Estados Unidos y Puerto Rico, María Castro, que duda que supiesen guardar un secreto porque bebían demasiado y en 10 años se habrían ido de la lengua.  El responsable policial asegura también que, tras hablar con las chicas, tienen la convicción de que aprovecharon para escapar la única oportunidad que se les presentó en 10 años, el pasado lunes, cuando Amanda pidió auxilio. Pero hay muchos interrogantes. Porque tener un sólo descuido en más de 3.500 días de cautiverio parece muy poco para alguien como Ariel,  despedido el año pasado por el colegio para el que trabajaba como conductor de autobús, porque entre otras cosas se dejo olvidado un niño dentro del vehiculo. Además, la policia dice haber encontrado material para tener amarradas a las jovenes, aunque, al mismo tiempo, aseguran que podían salir de vez en cuando al patio trasero. Los investigadores no tardarán en saber cómo pudo ocultar su terrible secreto durante una década, porque lo que cada vez parece mas claro es que Ariel es el único responsable.