Tormenta Isaac pega en partes de Haití y Cuba

Por ANNE-MARIE GARCIA
View photos
Un grupo de personas cruza corriendo un puente cubierto de escombros mientras las olas golpean los diques, a causa de la tormenta tropical Isaac en Barahona, República Dominicana, el viernes 24 de agosto de 2012. Isaac se fortaleció ligeramente el viernes por la tarde mientras giraba hacia la República Dominicana y la vulnerable Haití con la amenaza de lluvias perjudiciales. (Foto AP/Ricardo Arduengo)

LA HABANA (AP) — La tormenta tropical Isaac azotó Cuba el sábado después de su paso por Haití donde dejó tres muertos, en tanto siguió rumbo a la Florida donde se declaró el estado de emergencia porque podría llegar como huracán, según las autoridades.

Isaac ingresó en la mañana a Cuba a unos 45 kilómetros al oeste-suroeste de Punta de Maisi, extremo oriental de la provincia de Guantánamo, y a más de 900 kilómetros al este de La Habana, informó José Rubiera, del Instituto de Meteorología de Cuba, a la televisión cubana.

Se registraron olas de hasta seis metros, marejadas e inundaciones costeras, en la ciudad oriental de Baracoa, en la cual el Malecón se veía totalmente inundado, según imágenes de la televisión cubana que transmitió desde las siete de la mañana del sábado un programa informativo especial con motivo del paso de la tormenta por la isla.

El reportero informó que en Baracoa 230 personas fueron trasladadas a lugares seguros.

Pero en el Malecón de esa pequeña ciudad pintoresca del oriente cubano, Dariel Villares y su prima perdieron cada uno su casa por causa de las penetraciones del mar.

"Vino una ola alta y tumbó las dos paredes aquí, la mía y la de mi prima", explicó Villares a reporteros de APTN. "Ahora estamos sacando de adentro las cosas de valor" agregó el residente de Baracoa mientras buscaba sus pertenencias.

La lluvia cesó en Baracoa unas tres horas después de la llegada de la tormenta.

"Hasta ahora no ha habido ninguna perdida en el mar, ni ninguna fatalidad. Esta todo bajo control", aseguró Javier De La Cruz, rescatista de la cruz roja en Baracoa.

El fenómeno complicó la situación en Haití, donde decenas de miles de personas viven todavía en campamentos vulnerables desde el devastador terremoto de 2010.

De acuerdo con los meteorólogos, Isaac sería una amenaza para el estado de Florida el lunes y martes, días en que el Partido Republicano se reúne en Tampa para su convención nacional.

Rick Scott, gobernador de esa entidad del sureste de Estados Unidos declaró el estado de emergencia para que las autoridades estatales tengan "la misma y exacta" información del meteoro y tomen decisiones informadas.

En Haití se reportó la muerte de al menos tres personas. Una mujer y un menor fallecieron en la comunidad de Souvenance, informó el senador Francisco Delacruz a una radio local, mientras que en Thomazeau una niña de 10 años perdió la vida al caerle un muro encima, dijo la directora de Protección Civil de Haití, Marie Alta Jean-Baptiste.

Al menos 5.000 personas fueron desalojadas por las inundaciones, agregó. Sin embargo, muchos se quedaron y pasaron apuros.

La tormenta arrancó los techos de unas 300 casas en el barrio capitalino de Cité Soleil, donde el agua alcanzó un metro (tres pies) de altura, anunció la gerente del grupo independiente estadounidense World Vision, Rachel Brumbaugh.

Al menos 50 tiendas de campaña de damnificados por el terremoto se vinieron abajo y la gente tuvo que buscar sus pertenencias entre el fango.

Los meteorólogos dijeron que Isaac podría precipitar de 30 centímetros (12 pulgadas) de lluvia a 51 centímetros (20 pulgadas) en la isla La Española, que comparten Haití y la República Dominicana.

En la región hay "inundaciones en zonas bajas costeras", indicó.

La tormenta entró con vientos de 95 kilómetros por hora (60 millas por hora) y un desplazamiento a unos 28 kilómetros por hora (17 millas por hora) con rumbo al noroeste.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden a casi 335 kilómetros (205 millas) del ojo del meteoro.

Florida también toma medidas de prevención antes de la Convención Nacional Republicana en la ciudad de Tampa. El gobernador Scott dijo los delegados fueron informados sobre medidas de seguridad en caso de que llegue la tormenta.

Según los meteorólogos, Isaac podría llegar al Golfo de México como huracán frente a la costa occidental de Florida el lunes, cuando empieza la convención.

De seguir la trayectoria más probable, Isaac tocaría tierra en la península de Florida la noche del martes o la mañana del miércoles. Los especialistas dijeron que podría convertirse en un huracán de categoría 2, entre las cinco de la tradicional escala internacional, con vientos sostenidos de casi 160 kph (100 mph).

___

Los periodistas de The Associated Press Evens Sanon en Puerto Príncipe, Fernando González en Baracoa, Cuba y Ezequiel Abiú López en Santo Domingo contribuyeron en la información.