Netanyahu acusa al mundo de doble moral

Por JOSEF FEDERMAN
Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu lights candles on the Jewish holiday of Hanukkah during an event with foreign press in Jerusalem, Monday, Dec. 10, 2012.  Netanyahu is accusing the international community of double standards, saying it condemns Israeli settlements in the West Bank but not Palestinians' refusal to renew peace talks or militant group Hamas' call for the end of the Jewish state. (AP Photo/Sebastian Scheiner)
Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu lights candles on the Jewish holiday of Hanukkah during an event with foreign press in Jerusalem, Monday, Dec. 10, 2012. Netanyahu is accusing the international community of double standards, saying it condemns Israeli settlements in the West Bank but not Palestinians' refusal to renew peace talks or militant group Hamas' call for the end of the Jewish state. (AP Photo/Sebastian Scheiner)

JERUSALEN (AP) — El primer ministro israelí acusó el lunes a la comunidad internacional de guardar un "silencio ensordecedor" frente a los recientes pronunciamientos del jefe del grupo extremista Hamas de continuar su lucha hasta la destrucción del estado judío.

Entretanto, Benjamin Netanyahu parecía impasible ante el alud de condenas globales contra los planes de su gobierno de proseguir la construcción de asentamientos en Cisjordania.

El tono severo de las palabras de Netanyahu con seguridad profundizará las desavenencias entre Israel y algunos de sus aliados más cercanos, en particular en Europa, que emergieron especialmente luego que la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó por abrumadora mayoría la independencia palestina el mes pasado.

En un indicio de las tensas relaciones, los ministros del Exterior de la Unión Europea, reunidos en Bruselas, condenaron la construcción de los nuevos asentamientos que autorizó Netanyahu en respuesta a la decisión de la ONU.

En declaraciones a la prensa extranjera, Netanyahu acusó a la comunidad internacional de aplicar una doble moral: por un lado condenando los asentamientos judíos no construidos en Cisjordania y por el otro guardando silencio ante la histórica visita del dirigente exiliado de Hamas, Jaled Mashaal, a la Franja de Gaza.

En su primer viaje efectuado el fin de semana al territorio que gobierna Hamas, Mashaal pronunció varios discursos en los que se comprometió a borrar del mapa a Israel. La visita puso de relieve la influencia y aceptación regional cada vez mayor que logró Hamas tras el conflicto que libró en noviembre durante ocho días con Israel.

Netanyahu también dirigió su ira contra el presidente palestino Mahmud Abas, rival de Hamas, por guardar silencio.

"Este fin de semana, el dirigente de Hamas, sentado al lado del líder de Hamas en Gaza —un hombre que ha elogiado a Osama bin Laden, se pronunció abiertamente la destrucción de Israel. ¿Dónde quedó la indignación? ¿Dónde quedaron las resoluciones de la ONU? ¿Dónde quedó el presidente Abbas?, dijo Netanyahu.

___

El periodista de The Associated Press Ian Deitch contribuyó a este despacho desde Jerusalén.