México: avanza en Congreso polémica ley educativa

Por OLGA R. RODRIGUEZ
September 2, 2013

MEXICO (AP) — El presidente Enrique Peña Nieto elogió el lunes el avance en el Congreso de una ley para modernizar el sistema educativo que se había convertido en el primer desafío para su gobierno ante la oposición de una facción del sindicato magisterial.

"Este es un paso muy importante y trascendental para asegurar la calidad de la educación", dijo el mandatario al abrir su discurso con motivo de su primer informe de gobierno en el que pidió a las minorías respetar la democracia y sus instituciones.

"No es una ruta sencilla, habrá obstáculos y desafíos, así lo asumí desde el primer momento", añadió Peña Nieto.

La Cámara de Diputados aprobó entre la noche del domingo y la madrugada del lunes la llamada Ley General del Servicio Profesional Docente que establece como obligatoria la evaluación a los profesores del país para que puedan ingresar, permanecer y ser promovidos en el sistema, lo que busca dejar atrás los criterios discrecionales que han prevalecido a la hora de nombrar algún maestro.

La discusión y aprobación de esa norma, que ahora deberá ser analizada por el Senado, había sido aplazada en la cámara baja debido a la oposición de miembros de la facción sindical denominada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que en las últimas semanas han desquiciado partes de la ciudad de México con marchas y bloqueos.

Peña Nieto confió que la norma también avance en el Senado.

"Con la reforma educativa sus hijos tendrán mejores profesores", aseguró el presidente.

Miembros de la Coordinadora dijeron el domingo, horas antes de la votación, que preparan una gran marcha nacional para el miércoles.

Los maestros opuestos a la ley han dicho que se vulneran sus derechos laborales.

Una reforma constitucional en materia educativa ya había sido aprobada hace algunos meses, pero aún faltaba que avanzaran todas las leyes secundarias que materializarán los cambios en el sistema.

"En el México de hoy la democracia respeta las minorías, pero en todo momento las minorías deben respetar la democracia, a sus instituciones y las libertades", dijo el presidente en aparente referencia a los disgustos que han generado algunas de sus propuestas como la educativa y una reforma energética que planea abrir amplios espacios a la iniciativa privada en el sector petrolero, actualmente controlado exclusivamente por el Estado.