En tiempos de COVID-19, ellos se inventaron una vía segura para repartir dulces por Halloween

Empeñados en no echar por tierra la tradición de tocar a las puertas de las casas del barrio, esta familia de Carolina del Norte concibió una máquina que entrega los dulces. Solo hay que enviar un texto y precisar la cantidad de gente que se los comerá.