Carme Chaparro

    Periodista. Presentadora de Informativos en Cuatro. Columnista en Yo Dona, GQ y The Objective. Experta en formación de portavoces y gestión pública de crisis. Feminista

  • Yo quiero un alcalde que lamente la muerte de Almudena Grandes.

    Yo quiero un alcalde que lamente por igual la muerte de todos los que viven en su ciudad, le hayan votado o no, hayan discrepado de sus ideas o no. Quiero un alcalde que sea de todos, no sólo los que le aplauden.

  • Los maridos españoles matan más, mucho más, de lo que mató ETA

    Los maridos españoles matan más de lo que mató ETA. Muchísimo más. Y siguen haciéndolo. Los maridos españoles aterrorizan a muchas más personas de las que aterrorizó ETA. Y siguen haciéndolo.

  • Pongamos que las probabilidades están a favor de Pablo Casado.

    Pongamos que las probabilidades están a favor de Pablo Casado. Venga. Vamos a darle un voto de confianza. Pongamos que las probabilidades están a favor de Pablo Casado igual que lo estuvieron a favor de Carlos Fabra, al que le salían Gordos de Navidad como a nosotros la tos: de carrerilla y sin poder parar.

  • Si no te vacunas, no puedes ir a espacios cerrados. Punto. Dejad de llorar.

    Hay veces que somos tan estúpidos que alguien tiene que darnos una hostia con la mano abierta para que dejemos de serlo un rato. El rato justo para salvarnos la vida.

  • ¿Cómo es que a nadie se le ha ocurrido montar este tenderete en el Congreso?

    Es extraño que a estas alturas nadie haya montado aún un tenderete de pinzas a las puertas del Congreso. Facilitaría mucho la labor de nuestras señoras y señores diputados. Al menos, les ahorraría las bolsas para vómito, que a estas alturas deben estar agotadas en los comercios de los alrededores.

  • ¿Qué buscáis, que mueran nuestros hijos a la puerta del colegio?

    Esta semana una niña de seis años ha muerto atropellada frente a un colegio en Madrid, y otras dos niñas están en estado grave. Pero a ti te seguirá dando igual. Seguirás machacándote los glúteos en el gimnasio pero que no te hablen de subir una pequeña cuesta para aparcar tu coche con seguridad frene a un colegio. Seguirás haciendo lo que te de le gana, despreciando al resto de seres humanos, incluidos niños como los tuyos, quizá compañeros de clase, a los que estás poniendo en peligro. Porque a ti nadie te dice lo que tienes que hacer. Faltaría más. La calle es tuya.

  • A las mujeres nos acojonáis algunos hombres, y allá tú si te das por aludido.

    Esa niña tuvo miedo, pero quizá pensó que era una exagerada, como nos habéis dicho tantas veces algunos hombres. Quizá pensó en pedir a alguien que la acompañara a la estación, pero le dio vergüenza. Venga, va, no es para tanto, nadie quiere hacerme daño, ¿cómo no me voy a fiar de este chico, cómo no voy a atreverme a esperar sola en el andén de la estación? Va querida, se habrá dicho a sí misma, no seas exagerada.

  • ¿Cómo protegemos a nuestros hijos de monstruos como el de Laredo?

    Confieso que sí, que a mí también se me llevan los demonios, y quizá, no sé, quizá se me lleven hasta el punto de lanzarme en jauría a destrozar a golpes al asesino del niño de Laredo. Es lo que piden las tripas, acabar con ese monstruo,

  • Yolanda Díaz, esa "lista peligrosa".

    Debe ser por eso que un clásico barón socialista le tiene miedo a Yolanda Díaz. Más que a Pablo Iglesias. "Sabe, y por eso es peligrosa", ha dicho Rodríguez Ibarra sin despeinarse ni quitarse la caspa de los hombros. Casi sonroja que no tenga vergüenza en corroborar que se quedó anclado en los años ochenta y que le aterroriza el cambio. Y que, igual que los señores mayores con la próstata y la orina, también tenga incontinencia verbal.

  • ¿Qué depresión ni qué depresión? Píntate las uñas y ve a trabajar.

    El viernes tenía hora con el forense de la mutua privada de la empresa, para renovarle la baja. Tú lo que tienes que hacer es peinarte y pintarte las uñas, le dijo. Peinarte y pintarte las uñas. B. salió tambaleándose de la consulta. Peinarte y pintarte las uñas. Ha vuelto a trabajar para un sistema que engulle personas y escupe enfermos.

  • Sí a los abucheos.

    Lo que no podemos hacer es dejar que unos pocos gritones se apoderen de la bandera y de los símbolos del país, como si ese desfile, esos militares, esas sillas institucionales fueran sólo su derecho. Porque es el de todos los españoles.

  • Que prohiban fumar en las terrazas, ya.

    Por favor, fuera el tabaco de las terrazas. Fuera el olor nauseabundo que se extiende hasta el bocado de ensaladilla que estamos tratando de introducirnos en la boca, y que en vez de saborear en todo su esplendor, masticamos junto a un deshecho aire producido por la combustión de productos del tabaco, más de 4,000 sustancias diferentes, muchas cancerígenas o irritantes tóxicos.

  • ¿Cómo se atreve un juez a decir que esto no es delito?

    Te graban. Te graban bajándote las bragas y meando. Eres menor de edad, te graban y suben el video a una web porno para que los usuarios se masturben con la visión de tus genitales mientras el autor gana dinero con cada click mientras a ti te vejan una y otra vez. Una violación digital tras otra. Y un juez dice que no es delito.

  • A todos los que decís que los periodistas han ido a La Palma buscando morbo.

    Decís que son morbosos. Que buscan lágrimas. Que sólo quieren desastre. Que para qué han ido hasta La Palma los grandes presentadores de las cadenas. Que dejemos en paz a los palmeros, que bastante tienen.

  • Rezos frente a clínicas abortistas españolas para convencer a las mujeres.

    Llegado de Estados Unidos -desde donde se ha extendido a más de 800 ciudades del mundo-, el movimiento "40 días por la vida" ha convocado mes y medio de rezos continuos frente a una docena de clínicas de nuestro país. Son rezos pacíficos, promulgan ellos. Su misión es llevar a las mujeres "arrepentirse y buscar el favor de Dios, para cambiar los corazones y las mentes de una cultura de muerte hacia una cultura de la vida". Pero sus campañas han obligado a cerrar 112 de centros en ciudades estadounidenses

  • Sí, tú. Quizá tú también podrías haber sido miembro de ETA.

    Pues eso. ¿Quién sabe si tú también hubieras acabado militando en ETA? Sí, vale, eres un tipo maravilloso, un buenazo, o bueno no tanto, buenazo hasta ser tonto no, pero en general te consideras buena persona. ¿Qué cojones estás diciendo de que podría haber acabado en ETA? Serás subnormal, etarra de mierda. Si ni siquiera he escrito un insulto en Twitter en mi vida. Definir a alguien no es insultar. Y alguien ha de tener el valor de hacer callar a la basura. Basura como Luis Tosar, que acaba de decir que "De nacer en Euskadi quizá podría haber acabado en ETA".

  • Quizá hay políticos que azuzan odio... y luego se asustan de las consecuencias.

    "Sí, hemos caído. Hemos caído todos creyéndonos como verdad el contenido de una denuncia real. Y nos lo hemos creído no sólo porque la denuncia existe y se estaba investigando, sino porque es dolorosamente parecido a otras agresiones lamentablemente habituales. "

  • VOX y los gays: cuando regalas lanzallamas, el peligro es real.

    El resultado directo de no poner freno a los discursos de odio es lo contrario a la libertad. Es que un joven reciba una paliza a las puertas de su casa, por ocho homófobos ultras, que le han cortado el labio y le han acuchillado en el muslo la palabra maricón mientras le gritan maricón asqueroso comemierda. A plena luz del día, en el centro de la -eso dicen- capital de la libertad.

  • La calle de Madrid en honor al barco que asesinó a miles de españoles.

    Madrid tiene una calle en honor a los asesinos de la Desbandá, la primera masacre en el mundo de un ejército moderno contra población civil indefensa.

  • Vuelco en el caso Yeremi Vargas: su padre, detenido de nuevo por presunto abuso sexual.

    Con todas las cautelas posibles, y poniendo todo en cuarentena, la detención en las últimas horas del padre de Yeremi Vargas acusado de abusar sexualmente de su hija, abre una oscura duda frente a nosotros. ¿Qué pasó hace catorce años cuando el pequeño desapareció mientras jugaba en la calle, cerca de su casa?